Choco en duelas de amontillado

Vista, olfato y gusto. Estos sentidos son los que debemos tener bien abiertos desde el momento que nos sirven el plato. Como decimos, una apuesta muy sensorial que destaca entre otras cosas por su gran originalidad. El salón se llena de un fino humo y de un suave olor a vino oloroso. Espectacular puesta en…