LA SAL Y EL ACEITE

SAL
Sustancia blanca, cristalina, muy soluble en el agua, que abunda en la naturaleza en forma de grandes masas sólidas o disuelta en el agua del mar y en la de algunas lagunas y manantiales; se emplea como condimento, para conservar y preparar alimentos, para la obtención del sodio y sus compuestos, etc., y generalmente se presenta en polvo de cristales pequeños.
1280px-Salt_shaker_on_white_background
ACEITE
Sustancia grasa de origen mineral, vegetal o animal, líquida, insoluble en agua, combustible y generalmente menos densa que el agua, que está constituida por ésteres de ácidos grasos o por hidrocarburos derivados del petróleo.
aceite.jpg
SAL Y ACEITE
Oros blanco y líquido, base gastronómica, corrector y potenciador de sabores, conservadores de muchos alimentos, y por muchas otras razones que hacen su mezcla única y la más repetida en la gastronomía mundial.
Primero la sal, después el aceite. El orden siempre importante,  el oro líquido puede cubrir los alimentos y evitar la mezcla del oro blanco con ellos.
Aromatizados o no aderezan nuestros platos.
Anuncios